ANDRÉS CORÓN: "Tanto cuando modelas como cuando creas Groom, todo está basado en referencias reales. Incluso cuando creas personajes como Sonic, siempre miras referencias reales de animales".

25/02/2021

Este mes entrevistamos a Andrés Corón, Groom Lead en Jellyfish Pictures con sede en Londres. Ha trabajado en películas como la saga Star Wars, Sonic. La película, Fast & Furious 9 o Las aventuras del Doctor Doolittle. Con él descubrimos una parte, quizás no tan conocida por el público en general, de la industria de VFX: el groom.

Trabajas como Groom Lead para Jellyfish Pictures. Explícanos, ¿qué es un Groom Lead o Groom TD y en qué consiste tu trabajo?

Groom es la creación de pelo digitalmente. Nos especializamos en crear el pelo tanto para animales o criaturas ficticias como los cabellos de los dobles digitales de los actores. Por ejemplo, cuando en Fast & Furious 9 hay una escena de acción donde el actor es sustituido por un doble digital porque es demasiado peligroso, nosotros, los groomers, le hacemos los cabellos, la barba, las cejas, etc. De animales, por ejemplo, hice el pelo del gorila y el oso polar de la última de Dolittle, y criaturas ficticias, por ejemplo, en Sonic.

En Jellyfish, ahora mismo estoy finalizando una película de animación donde hago el pelo y cabellos de muchos personajes. Como Groom Lead, lidero el departamento de Groom dentro del proyecto y soy el responsable de supervisar que todos los grooms (pelos) estén muy bien hechos y a ayudar al resto de Groom Artists a mejorar los suyos.

 

El Groom es un campo muy específico, ¿por qué te decantaste por este terreno donde se trabaja mucho con el pelo de los personajes?

En la industria de VFX (efectos visuales) en Reino Unido, sobre todo en las empresas más grandes, los roles están muy especializados porque para lograr el nivel de realismo deseado, necesitan expertos en cada rama. Por ejemplo, una persona que hace lighting, solo ilumina los planos hechos digitalmente o el Texture Artist, que solo hace texturas, como por ejemplo, decidir el color del pelo.

En empresas más pequeñas, es posible que una persona acabe tocando más de un rol. De hecho, yo empecé a trabajar en VFX como modelador, creando los personajes y objetos digitales de las películas, y en una de las empresas donde estaba trabajando, justo necesitaban un Groom Artist, y me ofrecieron combinar los dos roles. Pero a partir de allí, me gustó tanto el Groom que decidí enfocar mi carrera en esta especialización. Y cuando me moví a las empresas grandes, como MPC y Double Negative, ya fui contratado como Groom Artist.

En Jellyfish, obviamente he dado un paso más allá, logrando la categoría de Groom Lead. Y, al margen de Groom, soy el responsable del departamento de Finalling, que es bastante específico de empresas de animación, donde superviso que todos los elementos de un plano, provenientes de todo el resto de departamentos, funcionen juntos correctamente.

 

¿Qué diferencias hay entre tu trabajo como Groom y lo que haces relativo al modelado en 3D?

El modelado se basa en crear y definir la forma del objeto, sin texturas, sin pelo, etc. En cambio, en el Groom, únicamente defines el pelo.

 

¿Qué proceso creativo sigues a la hora de crear un modelado o hacer el Groom de un personaje?

Tanto cuando modelas como cuando creas Groom, todo está basado en referencias reales. Incluso cuando creas personajes como Sonic, siempre miras referencias reales de animales, etc. Y a partir de aquí, es cuando empiezas a tomar decisiones creativas como, por ejemplo, que un pelo sea más grueso, espeso, largo, etc, dependiendo del look que le quieras dar. Pero en otras ocasiones, por ejemplo, como cuando haces dobles digitales, tienes las fotos del actor desde todos los ángulos, y como groomer tienes que copiar exactamente el mismo look que el de la fotografía.

De hecho, muchas veces lo que hacemos para probar que todo funciona correctamente, es tener una imagen de aquello en lo que estás basando tu personaje, sea un animal o una persona, junto a la creación digital, y el objetivo es que te cueste reconocer cuál es el real y cuál es el digital.

 

¿Cómo nació tu interés por el modelado en 3D y la composición digital? ¿Siempre habías querido trabajar de esto o te llevó la experiencia al sector?

Desde siempre el cine me ha gustado mucho, y acabé en el sector de una manera bastante orgánica, a pesar de que cuando acabé la carrera de Comunicación Audiovisual, el mundo estaba en medio de una crisis económica que no daba demasiadas oportunidades en general, y para nuestro sector en particular - en aquel momento, España todavía no era el hub en el cual se ha convertido en los últimos años. Mientras trabajaba en un algo no relacionado con el sector, empecé a hacer tutoriales de VFX en mi tiempo libre y ahorrar para poder ir a Londres a hacer un curso de especialización. Esto finalmente pasó en 2013, y desde entonces que he estado trabajando en el sector.

 

Has trabajado en películas como Fast & Furious 9, Sonic. La película, Las aventuras del Doctor Dolittle, Cats, Ready Player One y la saga Star Wars. ¿Cuáles son los proyectos que más te han marcado y por qué? ¿Y en qué consistió tu trabajo?

Star Wars fue un gran momento. Fue mi primer crédito como VFX Artist y, además, en una saga que desde pequeño admiro. En aquel momento, trabajaba como modelador para una empresa que hizo todos los props de la película – objetos como los cascos y espadas de los personajes, por ejemplo, a través de impresión 3D. Como anécdota curiosa, como la empresa tenía la sede en los estudios de Pinewood, a menudo visitábamos el set de rodaje, incluyendo el interior del Halcón Milenario.

Como Groom Artist, diría que Sonic es el que más me ha marcado hasta hoy, puesto que después del fracaso del primer tráiler, la productora y el director, finalmente nos dieron libertad creativa a la empresa de VFX para poder crear desde el principio y de nuevo el personaje que se ve en el producto final. Y, además, lo logramos en un tiempo muy ajustado.

 

 

¿Es habitual en las grandes producciones que los efectos especiales se hagan en varias partes del mundo, complica esto mucho el proceso? ¿Qué dificultades te encuentras a la hora de trabajar en estos grandes proyectos?

Reino Unido, como mínimo hasta el día de hoy (ya veremos qué pasa con el Brexit) es el principal hub de VFX a nivel mundial, junto con Canadá, y Weta Digital en Nueva Zelanda, entre otras cosas, gracias a los incentivos fiscales. Es muy común, estar trabajando con proyectos donde el principal VFX Supervisor de la película vive en otro país y franja horaria. Las empresas británicas han creado sedes en Canadá y en India, cosa que les permite estar trabajando en la misma película 24 horas. Como el funcionamiento de una empresa de VFX está tan compartimentado, a nivel práctico, este funcionamiento tan global no supone ningún problema.

 

El hecho de trabajar en remoto, suponemos que facilita tu trabajo, ya que lo puedes hacer desde cualquier lugar, ¿cuáles son las ventajas y los inconvenientes de trabajar de este modo?

En general, a mí personalmente me gusta mucho trabajar de manera remota, a pesar de que reconozco que, como todo, tiene sus ventajas e inconvenientes. De entrada, en Londres el tiempo que tardas en llegar a la oficina, de media es de entre 40-60 min, sin contar el precio del transporte, que en Londres es mucho más caro. Ahorrarse esto es una gran ventaja y ganas muchas horas en el día. Pero sí que es verdad, que trabajando desde casa es más fácil acabar haciendo horas extras.

En las empresas de VFX de Reino Unido, casi un 40% del staff son ciudadanos no británicos, y el trabajo remoto ha permitido que muchos volvieran a casa, pero pudieran seguir trabajando para las mismas empresas. Espero que esta práctica se normalice en el futuro, y no te tengas que ir a Reino Unido o Canadá para trabajar en según qué proyectos.

 

¿Con qué tipo de proyectos disfrutas más?

Con lo que más disfruto es haciendo el groom de animales y criaturas ficticias.

 

Actualmente vives en el Reino Unido, ¿te trasladaste por motivos de trabajo? ¿Qué diferencias ves en la hora de trabajar allí con la industria de aquí?

Sí, me mudé para trabajar en VFX, y ya hace ocho años que vivo en el Reino Unido. Es cierto que nunca he trabajado en el sector de efectos visuales en España. Aun así, creo que la principal diferencia es las dimensiones de los proyectos; las empresas británicas trabajan para proyectos de estudio americanos muy grandes. Cada vez, hay más empresas españolas que trabajan con este tipo de proyectos como El Ranchito, que trabajó con Juego de Truenos y The Mandalorian, o Ilion que tienen un acuerdo con Skydance.

 

¿Qué recomendaciones darías a una persona que quiera dedicarse a esto?

Por mi experiencia, creo que es necesario dedicar muchas horas, tener espíritu autodidacta, y paciencia. Ahora está cambiando, pero una de las grandes diferencias entre España y el Reino Unido, es que, hasta hace no mucho, en España no había estudios especializados en VFX y, por tanto, el talento que se quería dedicar a esto, o era autodidacta, o se iba al extranjero, con el peligro, que después no recuperes este talento. Por ejemplo, en Reino Unido hay una carrera universitaria específica en VFX.

 

¿Qué formación tiene que recibir alguien que quiera trabajar como Groom TD o hacer composición digital?

Desde cursos de especialización, a tutoriales, asistir a conferencias y hacer networking, etc. Hay muchísimo contenido en línea para poder aprender y mejorar. También se tiene que tener la curiosidad y voluntad de siempre seguir investigando nuevas técnicas, softwares y herramientas.

 

Supongo que, como a todo el mundo, la crisis sanitaria también ha afectado a tu trabajo. ¿Ha cambiado tu forma de trabajar?

Realmente, el cambio más grande ha sido pasar a trabajar de manera remota. Antes de la pandemia, las empresas de VFX eran muy reticentes a dejar trabajar remotamente por el miedo a filtraciones en sus proyectos. De momento, todas las empresas están trabajando remotamente sin ningún tipo de problema, y muchas se plantean cuando se vuelva a la ‘normalidad’, no volver al modelo anterior, sino probablemente, a un modelo híbrido entre presencial y remoto.

Las empresas de VFX también están notando mucho la reducción del número de proyectos, puesto que a causa de la pandemia se pararon los rodajes durante muchos meses, e incluso ahora, que se está volviendo a rodar, el volumen de producciones no es el mismo.

 

¿Cuáles son tus proyectos de futuro? Si es que se puede hablar de ellos.

Mi próximo proyecto con Jellyfish, es otro de animación con Dreamworks, ¡que no puedo desvelar!

Últimas notícias

Documentalistas latinoamericanas en la Mostra de Dones

Con la colaboración de Casa América Cataluña

RESTRICCIONES DE RODAJE EN LOS JARDINES DEL TEATRE GREC

Con motivo del montaje del Festival Grec

Laura Herrero: “Para mí, lo más importante a la hora de dirigir es saber como quieres mirar y hacia donde quieres mirar”.

Este mes entrevistamos a la toledana Laura Herrero Garvín, directora del documental La Mami que se estrenó el mes pasado en nuestros cines.