Casa Vicens

Añadir a favoritos

Actualizado: 27/11/2020

C/ Carolines, 20-26
08012 Barcelona
Barcelona

Mapa
Geolocation

Contacto

Departamento de Prensa
93 271 10 64
press@casavicens.org

Casa Vicens es un edificio de Gaudí (el primero) construido entre 1883 Y 1885. Tiene influencias orientales y es predecesor del Modernismo que años después estallaría en Barcelona con la Exposición Universal de 1888.

La Planta Noble, planta baja, es por sus dimensiones y centralidad, la parte de la casa con mayor profusión de elementos decorativos y ornamentales de la Casa Vicens. Se trata del corazón de la casa y acoge tres espacios conectados: el comedor, la tribuna y el fumador, todos ellos ofrecen una exuberante escenografía que capturará los cinco sentidos del observador. Un espacio para gozar pausadamente de la belleza de los detalles y del trabajo artesanal de calidad.

En el comedor de la Casa Vicens, Gaudí diseñó un espacio donde arquitectura y decoración representan una verdadera obra de arte total, un espacio de contemplación con reminiscencias orientalistas. El espacio original más amplio de la casa destaca por su delicada ornamentación artesanal, rica y llamativa. El mobiliario de la sala, diseñado por el mismo Gaudí; una serie de treinta y dos pinturas de Francesc Torrescassana (colección personal del señor Vicens); y la decoración propia de la estancia, con motivos vegetales de las paredes, en el techo y en la chimenea, hacen de esta pieza un goce para los sentidos. Tribuna El comedor enlaza con la tribuna, espacio semiabierto de descanso y contemplación con bellas vistas al jardín. Un espacio diáfano y fresco, de rico colorido, pensado para unir el interior y el exterior de la Casa.

El fumador es una de las joyas de la Casa Vicens, una estancia cuya estructura está marcada por su uso original y voluptuoso decorado, que no dejará a nadie indiferente. Destacan los mocárabes de yeso policromado que visten el techo de la sala, típico de la arquitectura oriental; así como la decoración vegetal de los muros y las ventanas. Todo un conjunto que nos sumerge de inmediato el imaginario en mundos lejanos y exóticos. Un verdadero oasis oriental de recogimiento y ocio.

La primera planta ofrece la visión más íntima y privada de la Casa Vicens y de los que allí habitaron: la familia Vicens. La visita descubrirá las habitaciones, el baño y la salita de estar de la primera casa de Gaudí. Todas las estancias destacan por su decoración y acabados, especialmente el “trompe l’oleil” de la salita de estar, que corona el techo con una falsa cúpula con pájaros y elementos vegetales que crecen y se expanden a su ancho, transportando el visitante en medio de la naturaleza. De hecho, la decoración inunda y penetra todas las estancias de la primera planta; todo un repertorio de vegetación lleno de simbología, característica recurrente en la obra posterior de Gaudí.

La planta segunda es un espacio diáfano y ventilado, con materiales sufridos y resistentes, funcional y harmonioso, típico de la arquitectura doméstica de la época. Un espacio antiguamente destinado al personal de servicio de la casa, que llevará al visitante a admirar su cubierta de vigas de madera, visibles e inclinadas; así como cuarenta y dos ventanas, que crean un interesante juego de luces y sombras y gran calidez al espacio.