MIQUEL RUTLLANT: “Todo lo que pueda hacer el Clúster para ayudar a las empresas, y por lo tanto al sector, a transformarse y adaptarse a las nuevas maneras de consumir el audiovisual es nuestro objetivo”.

29/01/2018

Entrevistamos a Miquel Rutllant, nuevo presidente Clúster Audiovisual de Cataluña y director General de Lavinia, justo cuando llega de la primera reunión de la asociación en la cual participa como presidente.

El Clúster del Audiovisual nació el 2013. ¿Por qué se creó y en qué consiste?

El Clúster nace en un momento de una cierta preocupación en el sector y en el cual se planteaban recortes en Tv3 y en la corporación. Había una cierta desazón que permitió que todos los actores del sector se juntaran y empezaran a hablar. No había ninguna asociación que intentara defender los intereses de todo el sector en su totalidad y transversalidad. Se quiso hacer una asociación que fuera más transversal, porque hasta aquel momento lo que había eran asociaciones de productoras. La cadena de valor del audiovisual es mucho más amplia, hay todo tipo de empresas desde empresas de tecnología, de servicios audiovisuales, etc. De aquella primera reunión, que era por otra cuestión, se acabó gestando el Clúster. Xavier Guitart, que fue el primer presidente, tuvo un papel muy destacado al juntar todos los elementos.

El Clúster lo que busca es intentar ayudar al sector en su totalidad. Insisto mucho en la totalidad, el planteamiento es muy transversal. Se busca ayudar a las empresas a internacionalizarse, a adoptar nuevas tecnologías, a colaborar entre ellas para hacer nuevos proyectos, a hacer la transformación de un modelo audiovisual más convencional como el que había hasta ahora a un modelo en el cual aparecen nuevos actores. Ponernos en relación con nuestros interlocutores de la administración catalana, española y europea para que nos ayuden a poner en marcha toda esta internacionalización y modernización. Evidentemente, defender los intereses del sector. Este es uno de los motivos de la existencia del Clúster, con todo el que supone la complejidad de representar a todos sus actores.

 

En relación a esto, una de las finalidades de un clúster es cooperar de manera competitiva. ¿Es difícil encontrar sinergias cuando se quiere ser competitivo?

Es difícil pero también es sorprendente ver cómo, en estos años de Clúster y en las diferentes reuniones, se ha conseguido la generosidad de todo el mundo a la hora de hacer aportaciones para el beneficio del sector. Todas las empresas que participamos en los actos y reuniones salimos y evidentemente competimos entre nosotras porque muchas nos dedicamos a lo mismo. Pero es sorprendente como, en estos casi cinco años de existencia, se han conseguido muchas cosas. Desde el principio la cooperación ha sido muy positiva.

 

Como decías antes la gente piensa en audiovisual y se imagina televisión y cine, pero hay mucho más detrás. Como realidad virtual, plataformas digitales, videojuegos, multimedia, etc. ¿Qué tipos de empresas hay en el clúster?

Es verdad que el núcleo inicial era muy tradicional pero ya hace años que todas las entradas de nuevos socios corresponden a estas nuevas especialidades o segmentos de mercado. En esta primera reunión de la junta anunciábamos la entrada de nuevos socios y eran todos tecnológicos: realidad virtual, realidad aumentada, etc. Cada vez hay más socios que acaban representando todo el sector y creo que esto hace al Clúster mucho más rico porque huimos de representar únicamente una parte del mismo y cada vez somos más transversales. Ahora somos unos 80 socios aproximadamente y nos marcamos el objetivo de aumentar el número en dos o tres años. El sector, según estudios, tiene más de 1500 empresas, por lo tanto, todavía está infrarrepresentado. Como mínimo tendríamos que ser dos o tres veces más de lo que somos ahora.

 

​Con esta evolución dentro del mundo del audiovisual, el digital y las nuevas tecnologías cada vez tienen más peso. Esto está representado en alguna de vuestras actividades como el Digital & Media Forum.

Nuestro acontecimiento por excelencia es la Semana del Talento. A continuación, tenemos un acontecimiento muy consolidado que lleva 4 o 5 años y que es el Zoom Marques, que también cada vez crece más. A partir de aquí, es verdad que hay toda una serie de iniciativas de todo tipo en sectores muchos concretos y verticales. Surgen desde colaboraciones con festivales publicitarios hasta convenios con la Mobile World Capital o con diferentes instituciones. Una de las cosas que queremos incentivar es que todo el sector conozca estas nuevas iniciativas y colabore.

 

Lo que comentabas del Zoom Marcas también viene relacionado con la idea que el audiovisual es sólo cine y televisión. Aunque gran parte de los rodajes, por ejemplo, son publicitarios. ¿En qué consiste este acontecimiento?

Las marcas son una forma de audiovisual que está creciendo mucho, el sector tradicional se está haciendo más pequeño, pero el ámbito de las marcas/empresas está en fuerte crecimiento, como lo que comentabais de los rodajes. En el Zoom Marques ponentes de varias empresas especialistas en el mundo de las marcas (no necesariamente del audiovisual, pueden venir de agencias, productoras, empresas de tecnología, etc.) explican su experiencia en relación a las nuevas formas de hacer audiovisual para las marcas. Tuvo un gran éxito, es uno de los acontecimientos bandera del Clúster y demuestra que se están haciendo bien las cosas.

 

El Clúster fija también la atención en el talento audiovisual y por eso tiene una conexión con la universidad canalizada a través de la Semana del Talento Audiovisual. ¿En qué consiste, cómo nació y qué se hace para conectar este talento joven con las empresas?

Para mí es el gran acontecimiento del Clúster, en el cual participan las universidades catalanas y donde los alumnos tienen la oportunidad de conocer la industria y presentar sus proyectos y que se valoren. Además, la gente del sector dice que los proyectos que se presentan cada vez son más potentes. Acercamos universidad y estudios, por lo tanto, talento a la industria. A las empresas les sirve para captar nuevo talento y para refrescar y sacar ideas más dinámicas. El otro gran éxito que está teniendo es la internacionalización. Viene más industria internacional. El objetivo de poner en contacto la industria y el talento de aquí creo que se ha conseguido y ahora el reto es convertirlo en un acontecimiento de renombre internacional. Y que ponga en contacto no sólo a la industria catalana, sino la europea, con todo el talento de aquí. Tenemos gente muy preparada y fuera se sabe que la gente de aquí es muy buena. Al final el Clúster, no sólo representa a las empresas, sino a cualquier actor del sector. No es una asociación de empresas, sino que hay instituciones, colectivos de profesionales y cualquiera que tenga presencia con el sector del audiovisual. En este sentido fomentamos que todos se puedan desarrollar. Es un acontecimiento clave y ya es una marca por sí misma.

 

Tampoco hace tanto que nació. ¿No?

No, nació con unos primeros pitchings y ha crecido poco a poco. Ahora también tenemos el mercado de profesionales. Aparte de presentar los proyectos, también ponemos mucho en contacto a los profesionales con las empresas. La clave del éxito es colaborar mucho con las universidades y escuelas de audiovisual y de cine. Para mí es el gran acontecimiento, ya sólo por la Semana del Talento vale la pena que el Clúster exista.

 

Otra pata del Clúster es su conexión con el sector económico e institucional. ¿Cómo se articula esta conexión?

Primero como Clúster tenemos varias líneas de colaboración con las instituciones. En este sentido colaboramos mucho con organismos como Acció que nos están ayudando con todos los procesos de internacionalización y a hacer un plan estratégico. Hay una colaboración que es más de trabajo para ayudar a los miembros del Clúster a desarrollarse de cara al futuro. Y aparte, están los contactos institucionales para explicar a los responsables de los diferentes gobiernos con los cuales tenemos relación cuáles son los objetivos del Clúster. Sobre todo, hay contactos para explicar la importancia que tiene el sector audiovisual como sector estratégico, creativo y cultural aquí en Cataluña. En este sentido, hay todo un trabajo hecho por todos los miembros de la junta y quizás personalizado en el presidente y los vicepresidentes del Clúster con todas estas instituciones: Generalitat, Ministerio de Cultura, etc.

 

En la noticia de tu elección se decía que con la nueva presidencia querías trabajar para fortalecer la vertiente internacional del Clúster. ¿Cuáles son los pasos para lograr esta internacionalización?

La internacionalización es clave. El sector cambia y las empresas tienen que poder, no sólo dar servicios a los nuevos sectores como las marcas, la formación audiovisual, los videojuegos o la tecnología audiovisual, etc., sino que tenemos que ser capaces de colaborar entre nosotros para ir fuera. ¿Cómo lo hacemos? Básicamente, a través del Clúster Manager se hacen toda una serie de visitas a otros Clústeres. Cómo el año pasado en Eslovenia. También ayudados por instituciones como Acció, se organizan visitas de otros Clústeres aquí o bien de cadenas de televisión o instituciones de otros países que puedan tener interés, tanto en el talento de aquí como con lo que están haciendo las empresas. Y una cosa que nos parece muy importante son las misiones empresariales. Se había hecho alguna a Israel, por ejemplo. Las misiones empresariales son una manera de empezar a conocer el país, a imaginarse cómo está estructurado desde el punto de vista del audiovisual e intentar identificar oportunidades. Creo que todas las empresas tienen ahora mucha más conciencia de la importancia de la internacionalización. Al final el problema es que se hace una montaña. Es muy costosa no sólo a nivel económico, el esfuerzo es muy importante, los resultados son a largo término, tienes que trabajar mucho y, por lo tanto, cuanto más facilites este trabajo mejor.

Una de las cosas que también nos estamos planteando, es que los diferentes socios del Clúster puedan explicar sus casos de internacionalización. Aparte de esta competición que comentábamos al principio, creo que muchas empresas del Clúster tienen experiencias de internacionalización, porque hay más de lo que pensamos. Hay casos de éxito, casos de fracaso y hay experiencias a explicar. Estamos pensando montar unas jornadas en las cuales varias empresas nos puedan mostrar estos business cases donde explicar quiénes son, qué hacen y por qué han tomado la decisión de internacionalizarse. Es muy costoso y un proceso mucho más difícil de lo que la gente piensa. En relación a la competición, si el sector crece, crece para todo el mundo. Si en Cataluña conseguimos que las empresas que están dentro del Clúster crezcan, todo esto se retroalimentará y será un polo de atracción de todo tipo de inversiones por parte de terceros. Todo está interconectado. Creo que todos los socios del Clúster lo han entendido muy bien, no encuentras nunca ninguna reticencia porque sabes que aquello, de alguna manera redundará en beneficios para todo el mundo.

 

Hace poco hicisteis una visita en el Parque Audiovisual de Cataluña en Terrassa, ¿por qué nacen estas visitas?

Tenemos un equipo en el Clúster muy inquieto y con ganas de hacer cosas. La figura del Clúster Manager es clave. Y Eduard Gil tiene mucha experiencia en el sector y ha entendido claramente cuál es la función del Clúster. Él y su equipo están llevando a cabo muchas actividades, casi demasiadas. Continuamente están planteando presentaciones por parte de las empresas y a raíz de esto surgió la idea de visitar el Parque Audiovisual de Cataluña aprovechando que se estaban haciendo los rodajes de OT. Una empresa del Clúster que se llama Gen-Lock y que tiene experiencia en rodaje con drones hizo una presentación. Al mismo tiempo, un especialista explicó el marco legal. Una empresa de drones presentó sus modelos. La iniciativa salió muy bien, montamos un autocar que iba lleno. Hubo overbooking. Y esto demuestra que el Clúster funciona y que sus asociados lo están usando.

 

Normalmente hablamos de empresas grandes, ¿pero tienen cabida empresas más pequeñas?

Hay muchas. Es verdad que las más conocidas son las grandes, pero tienen mucha cabida. Además, son fundamentales. Es básico para el futuro del sector la asociación. Al final todas las empresas por grandes que sean no lo saben hacer todo. Y, por lo tanto, en un momento u otro se tienen que acabar asociando, llegando a acuerdos con otras empresas. Y muchas de estas más pequeñas son muy dinámicas y muy especializadas en su tema y pueden encontrar un entorno de colaboración con empresas de la misma medida o más grandes.

 

Aparte de la internacionalización, ¿qué otros retos tiene el Clúster para el futuro?

El gran reto es la transformación del sector. Está cambiando y para las empresas siempre es muy difícil hacer cambios. Todo lo que pueda hacer el Clúster para ayudar a las empresas y por lo tanto al sector, a transformarse y adaptarse a las nuevas maneras de consumir el audiovisual, todas las acciones que van en esta dirección, es nuestro objetivo. Nos gustaría ayudar a todas las empresas, primero a entender cuáles son estos cambios, a darles herramientas para adaptarse a estos, a fomentar este asociacionismo y dar herramientas para hacer la internacionalización. Básicamente, ayudarlos a competir en un sector que es nuevo y global y que cambia muy rápidamente. Te tienes que adaptar al ritmo del cambio. Esto pasa por muchas conferencias, mucha información, mucha compartición de ideas, mucho contacto con la industria de diferentes países, ver mucho que están haciendo los Clústeres y las empresas fuera, porque al final de una manera u otra está pasando lo mismo en todas partes.

Últimas notícias

El Festival de Málaga se suma a La 5a edición del Showcase de Pilotos de Ficción

Organizado por Serielizados Fest y el Festival Zoom de Igualada

Anunciada la programación de CineEurope

Reunión de exhibidores cinematográficos de Europa

Restricciones de rodaje en los Jardines del Teatre Grec

Con motivo del montaje del Festival Grec